Publicaciones etiquetadas con: Gente

Y cuando desperté, Lyon estaba frente a mí

Se detuvo la banda giratoria una vez que quedó vacía. Todas las maletas habían sido tomadas por los pasajeros que descendieron del avión junto conmigo; sólo quedaba yo ahí, esperando mi valija que nunca llegó. Era el tercer vuelo que tomaba en las últimas 24 horas, tenía descompensación horaria (jet lag), y seguramente Fabián y Pierre ya me estaban esperando en la puerta de las Llegadas Internacionales del aeropuerto de Lyon.

Le pregunté al guardia qué debía hacer, me señaló una oficina donde me darían orientación. La francesa encargada rastreó mi maleta con la ficha que yo tenía y confirmó mis sospechas: “hubo un error, su equipaje fue enviado a San Sebastián. Jé suis désolé.” Me hace gracia que, de todos los lugares a los que pudo haber sido enviada, la maleta fue a dar a la ciudad donde viví seis meses, cuatro años atrás. Luego, la mujer me dio instrucciones para llenar un formulario con mis datos y la dirección a donde deberían enviar la valija. Sin contratiempos, un día después recibí mi maleta a domicilio.

Image

En 2010 estuve en Lyon por unas horas. Fue uno de los destinos incluidos en un road trip que comenzó y terminó en San Sebastián, se extendió por la Côte d’azur hasta Génova, y la ruta de regreso pasó por Torino, Lyon y Carcassonne. Recordaba algunos de los sitios emblemáticos, como la Place Bellecour, la Basílica Notre-Dame de Fourvière (en la parte alta de la ciudad) y los dos ríos: Rhône y Saône. En esta ocasión he tenido más calma para apreciar cada sitio con mayor detenimiento. Lo mejor de todo es contar con la guía de un habitante de la ciudad que pueda señalar detalles que pasarían desapercibidos para el turista promedio.

Ayer, Fabián me llevó a conocer la zona antigua de la ciudad, conocida como Vieux Lyon. Es irresistible caminar por el entramado de callejuelas empedradas de este barrio, plagado de confiterías, tiendas de diseño, restaurantes y cafés con mesitas al exterior. Aquí se encuentra la Catedral de Saint Jean, el Temple du Change (o el edificio de la Bolsa), la Maison des Avocats (la Casa de los Abogados) y la casa del Guiñol, entre otras edificaciones. Por su arquitectura, el Vieux Lyon fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1998.

ImageImage

Hoy visitamos el Museo de Historia de la Resistencia y la Deportación, que conserva objetos y documentos de Lyon en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, y registra parte de la historia de vida de los deportados durante la ocupación nazi. El museo se ubica en un edificio que antiguamente era una escuela de servicios militares, pero hoy alberga salas de exhibición, un centro de documentación y una escuela de ciencias políticas. Además de la colección permanente, la exposición temporal que visitamos fue “Pour Vous, Mesdames!” acerca de la vestimenta de las mujeres durante los años de la guerra.

Image

Algunas anotaciones

Anotación 1. Me ha sorprendido la cantidad de gente joven visible en las calles, en relación a la población mayor. Esto se contrapone con mi concepción de que Francia, al igual que otros países europeos, tienen una población predominante de adultos mayores. Hay posibles explicaciones para esto: a) que hay varias residencias universitarias a la redonda (de la mano con el hecho de que hay varias universidades en Lyon), b) que la gente mayor prefiere vivir a las afueras de la metrópoli, c) que la gente mayor usa menos el transporte público (¿?). No sé cuál es la explicación, el punto es que, para mi sorpresa, he visto pocos viejitos.

Anotación 2. Hay muchos corredores, muchos y a todas horas. También ciclistas, claro. Pero corredores por la calle, que te pasan al lado con sus audífonos y sus tenis y sus pants/licras. Quiero pensar que eso se relaciona con que casi todas las banquetas están parejitas, aptas para correr, pero además están las ciclovías y los caminos a los lados del río. O sea que toda la ciudad es una potencial pista de running.

Anotación 3. Aplaudo la flexibilidad del transporte público. El metro, el tranvía y los autobuses pueden tomarse con el mismo tipo de boleto, y se ofrecen alternativas con tarifas variables: pasaje sencillo, por horas, por días, por número de viajes, etc. Además, el sistema de préstamo de bicicletas tiene muchas estaciones, algunas cerca de las paradas de metro o tranvía. Lyon tiene espíritu multimodal.

 

Categorías: Ciudad, Viajes | Etiquetas: , , , , , , , , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.