Publicaciones etiquetadas con: Mad Men

Máquinas de escribir, mujeres y los 50’s

Imagen

La mitad del siglo pasado fue la era dorada del secretariado, una de las máximas aspiraciones profesionales de las mujeres que decidían ser económicamente activas. En una sociedad de postguerra que se acostumbró a incorporar novedades tecnológicas en la vida cotidiana, las máquinas de escribir y sus respectivas usuarias pronto fueron indispensables en cualquier entorno de oficina.

Después de ver la película francesa “Mi historia entre tus dedos” (Populaire, 2012) -que por cierto no guarda ninguna relación con la canción homónima- rescato dos estupendos personajes que tomaron su posición de secretarias como un escalón para alcanzar un objetivo mayor.

Rose Pamphyle es la protagonista de Mi historia entre tus dedos, una joven que comienza trabajando en la oficina de Louis Échard, para luego de un arduo entrenamiento, participar en concursos nacionales e internacionales de mecanografía en el año 1959. Es un filme divertido, sin grandes pretensiones, con una narrativa lineal y una comicidad pocas veces vista en el cine francés que llega a nosotros. La estética impecable de algunas escenas llegó a recordarme el estilo de Almodóvar, con colores vibrantes en los vestuarios y escenarios. Todavía estará en cartelera dentro del 17° Tour de Cine Francés en Guadalajara.

Imagen

Un dato que me sorprendió fue enterarme de que esos concursos verdaderamente existieron en el siglo XX. Hoy, lo más cercano que encontré fue un sitio llamado TypeRacer donde puedes competir en tiempo real con otras personas para ver quién escribe más rápido. Puedes intentarlo en el siguiente link: http://play.typeracer.com/

Imagen

El segundo personaje es quizás uno de mis consentidos: la popular Peggy Olson, de la serie Mad Men, ambientada en los 60’s. Ella también inició frente a una máquina de escribir, tomando recados y llevando las agendas de los ejecutivos, pero su potencial y sus aspiraciones de entrar a un “negocio de hombres” le bastaron para colocarse en un nivel distinto al de las otras secretarias. Sin revelar datos a quienes no han visto la serie,

¿Te tocó utilizar máquinas de escribir? ¿Conservas alguna? ¿Recuerdas otro personaje del cine o la TV vinculado a la mecanografía que haya trascendido? Envíame tus comentarios a: @karlagodin

Que disfrutes el día de asueto 🙂

Anuncios
Categorías: Películas, Series | Etiquetas: , , , , , , | 4 comentarios

Una serie de eventos… para ver series

Spoiler Alert:

En la primera temporada de Orange is The New Black, Piper hace prometer a Larry, su prometido, que la esperará para ver juntos Mad Men cuando ella salga de prisión. Más adelante vemos que él rompe la promesa. Sin embargo, esa petición -que para mí fue clave para despertar mi empatía con Piper- inspira la entrada de hoy.

Image

Una cosa que me encanta de las series es que cada quien decide el momento y las circunstancias generales para verlas: en qué momento del día, dónde y con quién. De algún modo, esa “rutina” marca nuestra forma de apreciarlas o incluso el apego que llegamos a sentir hacia ellas.

Durante el tiempo en que trabajé en una oficina, cada día aprovechaba mi hora de comer para ver un episodio de Mad Men. Fue una serie que vi sola, salvo un par de capítulos que vi en situaciones diferentes, y la comentaba hasta después con personas que tambien la habían visto.

Cuando transmitieron Capadocia, los domingos en la noche mis papás y yo veíamos el capítulo de estreno en su cuarto (el único con HBO). Después me regalaron la versión en DVD, y esa la veía en mi habitación.

En el caso de Breaking Bad y de Orange is the New Black, ambas las inicié sola y las terminé en varios maratones en pareja, donde veíamos 2, 3 o hasta 4 capítulos en una sesión, encargábamos algo de comer o preparábamos en casa. Alguien nos comentó que aprovechaba el largo intro de OITNB para terminar de poner la mesa, y luego claro, comer durante el episodio.

¿Qué pasa cuando por alguna razón tu estilo para ver una serie cambia? A mí me acaba de ocurrir. De entrada hay un sentimiento de añoranza, porque se vuelve una actividad que rememora las antiguas costumbres para ver esa serie en particular (añado: la llegada de Breaking Bad temporada 5 a Netflix coincidió con mi ruptura).

La parte positiva de esto: últimamente me he enterado de otras personas que comparten el gusto por estas historias, y ha sido un buen pretexto para platicar y, quién sabe, después organizar una reunión para ver varios capítulos entre amigos.

¿Tú cómo ves tus series? ¿Alguna se ha quedado marcada por el contexto en que la viste? Coméntame, mi twitter es @karlagodin

Hasta pronto.

Categorías: Series, Vida DIaria | Etiquetas: , , , , , , , , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.